La bodega que mira al mar

Situada sobre un manto vegetal hecho de sus propias viñas que se precipitan al fresco y salvaje mar Cantábrico. El paisaje nos ofrece unas espectaculares vistas panorámicas de la Costa Vasca.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información. Acepto Más información